18 de noviembre de 2015

Carne o dulce de membrillo

Estamos en plena época de membrillos. Si os digo la verdad, nunca habia sido fan de este tipo de dulce hasta que decidí hacerlo en casa y eso que hace mucho tiempo, durante unos meses estuve trabajando en Puente Genil (Córdoba), donde el dulce de membrillo es famoso...
Desde entonces...me encantaaaaaa!!!

Fue cuando a mi suegro le regalaron unos cuantos kilos. Y con tanta cantidad decidí hacer este dulce para repartirlo entre toda la familia y amigos. Tiempo después, vuelvo a cocinarlos, esta vez gracias a Mercedes, que me regaló una bolsa lleniiiita de unos frutos espectaculares. Ecológicos, con un color precioso y un olor que daba gusto.
El membrillo es un fruto de color amarillo, que no suele tomarse en crudo por estar demasiado duro y tener un sabor poco agradable. Apenas destacan vitaminas y  minerales, salvo potasio y vitamina C, que se pierde al cocinarlo. Tiene gran cantidad de fibra (gracias a la pectina y mucílagos) y taninos, que aportan propiedades astringentes.

La forma más usual de consumirlo es asado, en almíbar con canela o el llamado dulce o carne de membrillo. Esta última, es la que yo suelo hacer porque dura muchísimo y me permite comerlo de cuando en cuando y usarlo para otras recetas.

Cómo lo hagáis dependerá de vosotros, yo prefiero usar la Thermomix por la comodidad, Mercedes me comentaba que lo hacía de forma tradicional y doy fe de lo riquísimo que le sale. ¿La invitamos a darnos su receta?
Os recomiendo que de una forma o de otra, probéis a "fabricar" vuestra propia carne de membrillo.

Ingredientes

800 grs. de membrillos
750 grs. de azúcar blanquilla
1 limón entero pelado

Elaboración (con Thermomix)

Lavar los membrillos, quitarle el corazón y trocear (dejad la piel).
Introducir en el vaso el limón sin piel ni pepitas partido en dos.
Añadir la mitad de los frutos y el azúcar. Pulsar 3 ó 4 veces el botón turbo para triturar.
Agregar el resto de fruta y azúcar. Triturar de nuevo.
Programar 30 minutos, temperatura 100 y velocidad 10.
Id bajando la velocidad conforme se vaya quedando con la textura que más os guste, pero siempre debe moverse la mezcla.
Si pasado ese tiempo está demasiado líquido podéis programarlo más tiempo. Tened en cuenta que al enfriar suele cuajar un poco más.
Pasar a los recipientes donde lo vayáis a guardar (procurad que cierren herméticamente). 
Yo suelo hacer siempre dos tandas, como mínimo, una la dejo más cuajada para poder cortarla y otra más flojita, con una textura más fácil de untar, como la mermelada.
Lo más normal es poner la misma cantidad de azúcar que de fruta, suelo poner algo menos de azúcar para que salga menos dulce, pero nunca debe tener menos del 70% 
Combina a la perfección con queso y debéis tener cuidado porque querréis comerlo a cucharadas y tiene muuuuucha azúcar!!!! 
¿Cuál es vuestra combinación favorita????
Hasta el próximo sueño.

11 de noviembre de 2015

Quiche Lorraine (con y sin Thermomix)

Hace un par de meses, cuando aún estaba haciendo el curso de Certificación Profesional de Marketing y Comunicación, una de  mis compis me dijo que le había encantado la foto de una Quiche Lorraine que hice y subí a Instagram.
Prometí publicar la receta al blog y en esos días comencé a escribirla. Pero luego me fui enredando y enredando y enredando...y al final he acabado subiendo otras recetas antes que esta y eso no puede ser.
Durante esos nueve meses, el tema recurrente de cada día era la gastronomía!!!! 
Hamburguesas, quinoa, tartas, smoothies, restaurantes, tapas, vino, semillas de amapola, cerveza, ensaladas...eso y más, como podéis ver un batiburrillo de ingredientes tremendo. 
Quizá esta receta, como cualquier otra, podría ser un homenaje a todas esas tardes que hemos pasado juntos...810 horas de risas y algún que otro llanto de emoción, pero muchas, muchas horas han girado en torno a la comida.
Va por vosotros compis!! Que la suerte os acompañe!!

Ingredientes masa
300 grs. de harina todo uso
125 grs. de mantequilla sin sal
70 grs. de agua
1 tsp de sal
1 tsp de azúcar
Elaboración masa
Añadir en ese orden, cada unos de los ingredientes en el vaso.
Programar 15 segundos a velocidad 6

Sin Thermomix también podéis hacer la masa, simplemente mezclando todos los ingredientes muy bien. Lo podéis hacer en un bol, o en la mesa haciendo un volcán con la harina e incorporando el líquido dentro, amasando hasta que todo quede integrado.

Montaje de la masa
Estirar bien la masa con un rodillo.
Forrar un molde con la masa (yo uso uno de cerámica de unos 26 cm y me sobra un  poco de masa para hacer galletitas)
Hornear en horno precalentado unos 10 minutos a 180º.
Mientras iremos preparando el relleno, que podréis realizar a vuestro gusto. En este caso la hice de jamón york y queso, ya que junto con la de bacon y queso, es la favorita de mi hija (y eso que no le gusta la bechamel ni la nata...)

Ingredientes relleno
175 grs de jamón york
175 grs. de queso
250 ml de leche entera
30 grs.  de harina todo uso
30 grs. de mantequilla sin sal
1 tsp de AOVE
3 huevos M
50 grs. de nata
Sal
Pimienta blanca (opcional)
Nuez moscada (opcional)


Elaboración relleno
Rallar el queso y reservar.
Hacer la bechamel, para ello pondremos en el vaso la leche, harina, mantequilla, aceite, pimienta, nuez moscada y sal, programaremos 4 minutos, a 90º y velocidad 3. Al terminar añadiremos el queso y los huevos, mezclaremos 10 segundos a velocidad 6. Por último añadir la nata y rectificaremos la sal si fuera necesario.

Una vez terminada de hornear la base, extender sobre ella el relleno y posteriormente añadir la bechamel que hemos realizado anteriormente.
Hornear durante 25 minutos a unos 180º.

Si no usáis Thermomix, la bechamel la podéis hacer como estéis acostumbrad@s a hacerla. Para mí es cuestión de comodidad y además sale perfecta.

Suelo poner un poco de queso en la superficie para que se gratine.
Otras veces hago la bechamel tal y como os indicaba pero no le añado el queso, se lo incorporo con el bacon, que es lo que hice en este caso al hacerla con el queso  de las pizzas...En fin, como podéis ver, la opción del relleno lo dejo a vuestra elección,ya que la Quiche es ideal  como receta de aprovechamiento.


Espero que os guste!!
Contadme cuál es vuestro relleno favorito!!!
Dejadla enfriar, aunque con el olorcito que sale del horno, os costará trabajo.
Yo me voy a hacer una para María... esta a lo mejor la hago con bacon...amor de madre...
Hasta el próximo sueño!!!

4 de noviembre de 2015

Pan Jalá o Challáh

Hace casi un año, descubrí unas recetas maravillosas de la cocina judía a través de los talleres que realiza la Delegación de Cultura y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Córdoba.
He de reconocer que me encanta asistir a estos talleres porque es una magnifica forma de conocer las tradiciones de una de las culturas que estuvo muy presente en nuestra ciudad, todo ello a través de la gastronomía.
Con motivo de cada una de las fiestas judías, Rafael Pérez de la Concha Camacho, Jefe de la Unidad de Turismo y Patrimonio de la Humanidad y Virgina Camacho Aliaga, polifacética compañera bloguera perteneciente a la Asociación Genus, nos llevan a conocer detalles de las tradiciones de estas fiestas y nos deleitan con algunas elaboraciones culinarias.
Tengo varias recetas pendientes de hacer, pero una que ha tenido mucho, mucho, muchísimo éxito y que vuela cada vez que lo hago, es el Pan Jalá. La hice para el dia de San Rafael, que es fiesta en Córdoba y en casa nos juntamos todos los Rafaeles de la casa.
Este pan, es una elaboración trenzada, que se suele tomar en Shabat o en las festividades judías a excepción de Pésaj. No lleva leche ni mantequilla, ya que según la cultura judía, no puede haber lácteo y carne en la misma comida. 
En Rosh Hashaná, el año nuevo judío, se elabora redonda, en lugar de la forma alargada habitual.
Y tras esta breve reseña historica, vamos con la receta.

Ingredientes

300 gr.de leche de almendras
50 gr. de AOVE
1 sobre de levadura seca de panaderia
3 Tsp de miel
550 gr. de harina de fuerza
Media tsp de sal
1 huevo batido (para pintar)
Semillas de sésamo (para decorar)

Elaboración (con Thermomix)

Calentar la leche a 37 grados.
Añadir la levadura y la miel.
Incorporar el aceite. Mezclar bien todos los ingredientes.
Agregar la harina y sal.
Amasar durante  3 minutos (velocidad espiga).
Sacar del vaso la masa y dejar reposar 1 hora.
Cortar en tres trozos iguales para hacer la trenza y dejar reposar 5 minutos.
Hacer la trenza y dejar reposar 30 minutos.
Precalentar el horno a 180º.
Pintar con el huevo batido y añadir las semillas.
Hornear durante 30 minutos.

Elaboración sin Thermomix
Sólo tendréis que ir agregando los ingredientes por ese orden en un bol y mezclarlos bien. Podéis controlar la temperatura de la leche con un termómetro de cocina o simplemente comprobar que esté tibia.
Masa reposando
Masa pintada con huevo
Como podéis comprobar es muy fácil de hacer y los tiempos no se hacen nada pesados.
El resultado es realmente delicioso.
También podéis realizar la receta con levadura fresca y con leche de soja.
Como no tenía semillas de sésamo, le añadí lino dorado.
A esta última versión le añadí un poco de agua de azahar...por probar...y estaba de muerrrrrrte.
Este pan no va a faltar en más de una celebración!!!
Ya me contaréis qué tal os ha salido.
Hasta el próximo sueño!

27 de octubre de 2015

Red Velvet con frosting de queso

Si hay una tarta que causa sensación a todo el mundo, es el Red Velvet.
En casa es la preferida, mi hijo la adora y sueña con ella, tanto que siempre que tenemos alguna celebración la pide. Por eso ha sido la dulce estrella en el día de San Rafael.
El Red Velvet es una espectacular tarta, con un rojo que puede ir desde el más intenso hasta un tono más apagado, y decorado normalmente con  un delicioso frosting de queso.
El origen de esta famosa tarta es un misterio y existen muchas leyendas, algunas de las cuales cuentan la historia de una señora que la pidió en el Hotel Waldorf Astoria y al quedar maravillada solicitó la receta al chef, que llegó a cobrarle por tan valiosa información, pero otras fuentes citan a la dueña de la cadena Eaton de Canadá como la inventora de este terciopelo rojo.
El color también se le atribuye a un error del chef, y gran cantidad de recetas que podréis encontrar, usan la remolacha como ingrediente para darle esa tonalidad tan típica de este pastel.
Venga de donde venga y sea cual sea la receta original, la realidad es que la película "Magnolias de acero" y la serie "Sexo en Nueva York" han conseguido que el Red Velvet, en versión tarta o en cupcakes, sea conocida y admirada mundialmente.
Tiene una suavidad y jugosidad muy agradable al paladar y la combinación con el frosting de queso es espectacular. A mi, personalmente, me encanta con nata montada, ya que es una versión menos dulce.
Recetas hay muchas,  pero tras muchas pruebas y combinaciones distintas, esta es la que uso y al parecer, a la vista de lo que queda, con mucho éxito. Que se lo digan a mis amigos Carmen, Pablo y su hija...que son adictos!!!


Ingredientes bizcocho
120 ml. de aceite suave.
320 gr. de azúcar
2 huevos M
1 tsp de cacao sin azúcar (uso Valor)
4 gotas de esencia de vainilla 
250 ml de buttermilk (ver receta aquí)
300 grs. de harina
1 tsp de bicarbonato
2 tsp de vinagre
1 tsp colorante rojo

Elaboración bizcocho 

Hacer la buttermilk y dejar reposar 
Batir el azúcar con el aceite hasta que se integren.
Sin dejar de batir, añadir los huevos uno a uno y la esencia de vainilla.
Tamizar la harina con el cacao.
Añadimos la mitad de la mezcla anterior, la buttermilk y a continuación el resto de la mezcla de harina y cacao.
En un vaso mezclamos el bicarbonato con el vinagre. En cuanto comience a burbujear agregarlo a lo anterior.
Por último, añadir el colorante y mezclar muy bien.
Engrasar el molde y hornear unos 20 minutos a 170 grados. (Este tiempo variará en función de vuestro horno y del molde, pero ya sabéis que estará listo cuando pinchéis el centro y la brocheta salga limpia)
Dejar enfriar unos 15 minutos antes de desmoldar.
Reservar hasta que se decore.

El relleno o decoración de esta deliciosa tarta, la podéis hacer como más os guste. Ya os he comentado que a mí me gusta con nata, pero la opción preferida de casi el 99,9% del mundo mundial es hacerla con frosting de queso. Lo sé, lo sé...soy la oveja negra que hace los dulces y prefiere lo salado!!!!

Con la receta del frosting ocurre lo mismo, hay muuuuchas versiones. La de Alma Obregón es muy buena y la he usado en cantidad de ocasiones. Pero el problema es que en Córdoba hace mucho calor y muchas de ellas no resisten estas altas temperaturas, por lo que en cuanto las sacas del frigorífico hacen "chof" y te destrozan la decoración.
Para que quede firme y aguante sea cual sea la temperatura, os dejo con mi receta que es la que uso últimamente.

Ingredientes frosting de queso

450 grs. de icing sugar.
100 grs. de mantequilla a temperatura ambiente.
4 Tbs de leche entera.
200 grs. de queso (tipo Philadelphia)

Elaboración del frosting

Tamizar el icing para que quede lo más fino posible.
Añadir la mantequilla y la leche. Batir hasta que quede perfectamente integrado.
Incorporar el queso y mezclar muy bien.
Dejarlo en el frigorífico hasta que vayáis a decorar (mínimo un par de horas)

¿Recordamos todos los pasos????


La forma en la que vayáis a decorar la tarta os la dejo a vuestra elección. Yo lo hago por capas y entre cada una pongo el frosting o la nata.
Hay quien usa azúcar glas para el frosting. El icing sugar hace que no notéis ni un grano de azúcar. He probado a moler el azúcar glas en la Thermomix y aún así se aprecia, así que no os recomendaría cambiar un ingrediente por otro, me resulta un pelín desagradable la sensación en boca de los granitos de azúcar cuando no están bien integrados.
El colorante influye en la intensidad del color. Hay preparados específicos para el Red Velvet, en alguna ocasión los he usado. Y marcas de colorantes...las que queráis, pero mi preferido es el Extra Red de Sugarflair que le da una intensidad especial.
Espero que me enviéis vuestras creaciones, me encantaría ver qué tal os ha salido. Pero os tendréis que dar prisa porque  como os descuidéis se lo comerán antes de hacer la foto!!!
Hasta el próximo sueño!!!

15 de septiembre de 2015

Natillas caseras (con Thermomix)

Ya casi, casi está terminado el verano y desde que volvimos de vacaciones mi hijo me estaba pidiendo que hiciese natillas.
Mi contestación era...mañana, mañana, mañana...y claro, ya sabéis lo que pasa, que mañana se convierte en pasado y en pasado mañana y en la semana siguiente...hasta que llega el día en que decido dejar de procrastinar y ponerme de una vez por todas a "natillear".
Y aunque la forma más fácil es coger un sobre de esos que vienen preparados, me niego en rotundo a hacerlo y las preparo caseras, pero caseras de verdad, eso sí, con la Thermomix que es más rápido y siguiendo las instrucciones del libro aunque con algún tuneo.
Y qué mejor ocasión que darles la sorpresa el primer día de cole. Pobre de mí, se las iba a poner para merendar...pero cayeron antes!!! Hasta mi sobrina se apuntó a tomarlas!
Ya están esperando que se las vuelva a hacer. esta vez prometo no tardar tanto en hacerlas...

Ingredientes

3 huevos L
600 grs. de leche entera
120 grs de azúcar blanquilla
4 tsp de aroma de vainilla ( o una tsp de azúcar vainillada)
La parte amarilla de la piel de un limón (opcional, yo no la usé)
Galletas tipo María (para decorar)
Canela (para espolvorear y decorar)

Elaboración

Poner la mariposa en las cuchillas
Introducir los huevos y la leche en el vaso y mezclar.
Añadir el resto de ingredientes.
Programar 7 minutos, a 85º, velocidad 1 y 1/2.
Una vez terminado el tiempo, si tiene espuma programar 2 minutos más a 90º (en mi caso no hizo falta)
Servir en cuencos ( si habéis añadido la piel del limón, retiradla antes de servir)
Decorar con canela y/o galleta (al gusto).
Dejar enfriar.


Como veréis es tan simple como reunir cuatro ingredientes y a la Thermomix!!!
Para que tuvieran donde elegir, algunas llevaban galleta y otras no. Eso lo decidís según vuestro gusto.
En la receta del libro, añade un poco de licor, pero yo prefiero no ponerlo. 
Contadme cómo os han salido, espero que me enviéis vuestras fotos.
Hasta el próximo sueño!

26 de agosto de 2015

Agua de apio, pepino y limón (con Thermomix)

Se va aproximando septiembre y a todos nos empieza a entrar la neura por deshacernos de esos kilitos de más que decidieron venirse con nosotros de vacaciones.
Reconozco que en cuanto vuelvo a mi actividad diaria, suelen irse por donde vinieron sin excesiva dificultad.
Este año he decidido incorporar algún que otro jugo y agua detoxificante, no sólo para facilitar la vuelta a la talla normal, sino para realizar un aporte de fitonutrientes extra a mi organismo. Hace poco compartí con vosotros, mi receta favorita del agua de avena, que también está muy rica, refrescante y sana.
¿Qué os puedo decir de las propiedades del apio? Estaría mucho rato hablando, pero como no soy experta en la materia, os dejo este enlace bastante completo en el que da una serie de consejos sobre cómo adquirirlo, algunas formas de consumirlo, su cultivo, los tipos, además de indicar los múltiples beneficios que tiene para la piel, huesos, presión arterial...una auténtica joya!
Es cierto que hay personas a las que no les gusta demasiado el sabor, pero podéis añadir una pequeña cantidad a ensaladas o a sofritos, para que aporte sus cualidades sin modificar el sabor.
Y sin más os dejo con mi versión, os aseguro que la iré tuneando e iré informando de los resultados.

Ingredientes

Dos ramas de apio.
Un pepino mediano.
Dos limones.
Un litro de agua.

Elaboración

Introducir en el vaso de la Thermomix el apio y el pepino cortado en varios trozos.
Pelar el limón quitándole toda la parte blanca y las pepitas, cortar en varios trozos y añadir.
Agregar 1 litro de agua.
Programar 3 minutos, aumentando la velocidad progresivamente.
Dejar enfriar.
Yo le dejo parte de la piel al pepino, porque también tiene propiedades beneficiosas para la salud, además dicen que así se repite menos.
El limón lo pongo entero ya que la Thermomix lo deja todo perfectamente triturado, pero si lo preferís, podéis agregar sólo el jugo.
También se le puede añadir algún edulcorante, en mi caso prefiero tomarlo así, me gusta el sabor natural de todos los ingredientes, aunque en algún tuneo incluiré algo seguro...jajaja. 
Estoy deseando que me contéis cómo la hacéis vosotros.
Y esto es todo por hoy, no os preocupéis que habrá más recetas hipermegacalóricas!!!
Hasta el próximo sueño!

19 de agosto de 2015

Tarta tres chocolates (Thermomix)

Durante un par de semanas he tenido varias celebraciones seguidas y como siempre, a mí me toca poner el lado más dulce.
Todos lo años hacemos una barbacoa un grupo de amigos antes de las vacaciones, aunque nos vemos muy a menudo, esta ocasión la disfrutamos mucho, quizá por el buen tiempo, quizá por el relax que da saber que las vacaciones ya están aquí. 
La cuestión es que con tanta fiesta seguida, tenía que pensar en varias opciones de tartas y con el calorcito que hemos pasado estos días en Córdoba, no apetecía nada ponerse a la vera del horno.
Así que tiré de antiguas recetas y decidí hacer una que llevaba muchísimo tiempo sin hacer, a la vista del éxito, quizá demasiado y cuyos ingredientes sabía que le gustaban a todos....La famosa tarta tres chocolates. Creo que fue el primer layer cake que hice y sin saberlo! 
He de reconocer que no soy nada fan del chocolate blanco y sin embargo siempre recuerdo que la combinación con el resto me sorprendió la primera vez que la hice. Así que...si aún no la habéis probado no sé a qué estáis esperando!!!

Ingredientes (molde de 26 cm de diámetro)

200 grs de galletas Digestive
90 grs. de mantequilla sin sal 
150 grs. de chocolate negro
150 grs. de chocolate con leche
150 grs. de chocolate blanco
150 grs. de azúcar
1 litro de nata líquida
1/2 litro de leche (entera)
3 sobres de cuajada

Elaboración  (en Thermomix)

Trituramos las galletas durante 15 segundos (aproximadamente)
Mezclar con la mantequilla hasta que quede perfectamente integrada. Cubrir el fondo del molde desmontable. Guardar en el frigorífico.
Mezclar en un bol la nata con la leche. Reservar.
En el vaso, ponemos el chocolate negro, medio litro de la mezcla de nata y leche, 100 grs. de azúcar y un sobre de cuajada. Programamos 7 minutos, temperatura 90º y velocidad 5. Cuando esté listo vaciamos en el molde y dejamos enfriar en el frigorífico mientras hacemos la otra capa. Yo uso una cuchara para que el líquido no caiga directamente sobre la mezcla de galleta y levante pizcos.
Para la segunda capa, ponemos en el vaso el chocolate con leche, con medio litro de la mezcla de nata y leche, 50 grs. de azúcar y un sobre de cuajada. El mismo tiempo, velocidad y temperatura que en la anterior.
Cuando vayáis a volcar una capa de chocolate sobre otra, haced en ésta unas rayas con el tenedor para que se fije bien la siguiente capa. Dejar enfriar mientras preparáis la tercera capa.
Para la última capa, introducimos en el vaso el chocolate blanco, con la mezcla de leche-nata y un sobre de cuajada. no le pongo azúcar porque para mí el chocolate blanco ya es bastante dulce. 
Dejad enfriar de un día para otro (si sois capaces de esperar...)
Desmoldar, decorar como más os guste  y servir
Como podéis comprobar es tan fácil como rica.
Podéis hacerlo sin thermomix controlando la temperatura del chocolate.
Contadme qué tal os ha salido y si os ha gustado.
Hasta el próximo sueño!

4 de agosto de 2015

Leche de avena casera

Ya llevo un tiempo introduciendo en mi dieta y en la de los míos, algunos alimentos que sean más saludables.
No, no, no es que me haya dado el avenate (una palabra que viene muy bien con el título del post) y destierre de nuestras vidas las tartas y otro tipo de comidas...Noooooooo. Simplemente busco realizar recetas fáciles, ricas y nutritivas, a la par que saludables. Como os dije en mi anterior post, se trata de "Un Simple Cambio".
Por eso decidí probar a hacer leches vegetales. La primera fue la de arroz y la segunda leche de avena. Con esta última he realizado varias pruebas y os dejo con la que más me ha gustado, que además es muy fácil de hacer.
Y viene muy bien en  estos días de calor que tenemos en Córdoba para tomar un buen vaso refrescante. Que el termómetro no baja de los 40º durante el día!!!!

Ingredientes
50 grs. de copos de avena
1 l. de agua
Una pizca de canela


Elaboración
Dejar en remojo la avena durante la noche.
Al día siguiente, lavar los copos de avena. Ponerlos en el vaso de la batidora con un litro de agua y batir bien.
Añadir la canela (poca que da mucho sabor y siempre hay tiempo de agregar más)
Dejar reposar en el frigorífico y colar (*).

 
Hay bastantes maneras de darle más dulzor, podéis usar stevia, azúcar moreno, dátiles, pasas e incluso sirope/jarabe  de arce. 
La tomo por las mañanas en el desayuno con el café y una tostada de pan de salvado de avena, de muesli, o de harina de espelta (pronto subiré la receta). Como os he comentado anteriormente, me gusta más sola ya que no soy de sabor dulce con el café. Pero sobre gustos....
(*) No la suelo colar, ya que al batirla con la Thermomix, queda tan fina, que al dejarla reposar, queda decantada toda la avena en el fondo.
Ya me contaréis cuál ha sido vuestra combinación partiendo de esta receta base.
¡Hasta el próximo sueño!

31 de julio de 2015

Pan de salvado de avena y aceite de oliva virgen extra

Hoy toca hacer pan para desayunar, merendar o hacer una bocapizza de urgencia para la cena.
Os dejamos una receta que incluye el AOVE en sus ingredientes y que también os puede servir para mojar un poco de aceite o tomarlo para desayunar, tostadito con un poco de aceite, tomate y jamón...o para mojar en un maravilloso salmorejo cordobés o de cerezas.
Si queréis podéis hacer la receta de pan de muesli, cambiando este ingrediente por salvado de avena.

Ingredientes

360 ml de agua templada
50 gr de AOVE 
4 tsp sal
4 tsp azúcar
630 gr harina blanca
50 gr salvado de avena
1 sobre levadura seca

Elaboración

Introducimos en el recipiente el agua y el aceite
Añadimos la sal, azúcar, harina y por último la levadura seca.
Elegimos el programa rápido de la panificadora (en mi caso el 5), con peso de 1000 gr y tostado medio
Cuando la panificadora lo indique, añadiréis el salvado de avena.
Retirad las palas amasadoras antes del proceso de horneado para facilitar el desmoldado.
Al finalizar, dejar enfriar completamente antes de desmoldar y cortar,

No puedo dejar de hacer pan!!!
Hasta el próximo sueño!

21 de julio de 2015

Salmorejo de cerezas

Llevo algún tiempo desconectada del blog, quizá demasiado, pero cuando tienes tantas cosas que hacer, tiendes a dejar de lado lo que más te gusta.
Quizá lo más importante que me ha ocurrido en este tiempo en relación a este hobby, es que he decidido incluir recetas saludables en el blog, de las que voy haciendo cada día.... 
Se trata de otro "sueño dulce" en el que voy a  realizar "Un Simple Cambio" en mi vida cada mes y os puede aportar ideas para adquirir hábitos de vida más saludables. Pero esto ya os lo contaré otro día...
Por eso me pareció que la mejor forma de comenzar esta nueva sección sería rindiendo homenaje a un plato típico de Córdoba. 
Y qué mejor que hacer un delicioso Salmorejo Cordobés.
Además de ser sano, rico y nutritivo, es ideal para combatir el calor que estamos padeciendo estos días, pero con un toque diferente.
Así que basándome en la auténtica receta, que es la que tiene publicada la Cofradía del salmorejo cordobés y aprovechando la temporada de cerezas, decidí incorporar esta rica y sana fruta al salmorejo tradicional
 Ingredientes

800 grs. de tomates maduros
200 grs. de cerezas
200 gr de pan 
100 de AOVE
1 diente de ajo
10 grs. de sal

Elaboración con Thermomix

Lavar bien los tomates, partir por la mitad.
Lavar las cerezas y deshuesarlas.
Incluir en el vaso los ingredientes y triturar velocidad 3-5-7, hasta que quede con la textura que más os guste. Yo suelo triturar todo un par de minutos antes de añadir el pan.
Con la Thermomix no necesito pelar los tomates, si vuestra batidora no es potente, sería recomendable pelarlos.
En mi caso usé esas proporciones, pero podéis cambiarlas siempre partiendo del kilo de tomates  y sustituir por las cerezas (por ejemplo 850 grs. de tomates y 150 grs de cerezas).
La cantidad de pan puede variar a vuestro gusto,según el espesor que queráis darle. En Córdoba usamos la telera que le da una textura especial.
Lo mismo ocurre con el ajo, si os gusta con un sabor más intenso, podéis agregar otro. 

Espero que os guste y me contéis qué tal os queda!!
Hasta el p´próximo sueño!!

5 de mayo de 2015

Bombones de chocolate y aceite de oliva virgen extra

Hace unos días nos vimos gratamente sorprendidos con la visita que realizamos a la fábrica de Arteoliva.
Y digo gratamente, porque da mucha, mucha, muchísima alegría ver como en Palma del Río, una localidad de Córdoba famosa por sus naranjas, se encuentra una empresa dedicada a la producción de distintas referencias de alta calidad, que comercializan tanto bajo su propia marca como para terceros.
Partiendo en sus orígenes de la venta de aceite de oliva virgen extra y aceitunas, han ampliado la producción a distintas salsas como bechamel, tomate, sofrito, cocktail, wasabi, ali-oli, yogur y menta, mayonesa, de soja y miel, césar...además de gazpacho con y sin gluten y salmorejo.
Constante inversión en I+D, maquinaria de última generación y un gran equipo humano, hacen que sus productos sean de alta calidad y se distribuyan por muchos países, siendo la única fábrica a nivel mundial que envasa aceite en tetra brik.
¿Por qué envasan el AOVE en tetra prisma y tetra brik? Simplemente porque es la mejor forma de conservar todas las propiedades nutricionales del aceite, protegiéndolo del deterioro que causan el aire y la luz. Según estudios realizados, en poco más de cuatro meses, el AOVE puede dejar de ser extra si está expuesto a la luz.
Además de ésto, han añadido a sus envases un tapón antigoteo, algo de lo que hemos hablado muchas veces en casa en nuestros desayunos, porque resulta muy incómodo que gotee el aceite...
 Con posterioridad a la visita a la fábrica y cata de aceite, nos deleitaron con un almuerzo preparado especialmente para la ocasión, ya que todos y cada uno de los platos tenían entre sus ingredientes alguno de los productos Arteoliva.
Menú especial Arteoliva 
 
 
 












Esta visita ha sido la excusa perfecta para hacer algo que tenía pendiente. En la entrada del turrón de chocolate y galletas Oreo, me preguntaron por la posibilidad de cambiar la manteca de cerdo por otro ingrediente y ahí quedó la cosa....hasta ahora!!!! El AOVE es mucho más sano!!!
Y sin más os dejo con la receta que, como podréis comprobar es facilísima

Ingredientes

200 gr chocolate negro (70% )
150 gr choco blanco
70 gr aceite de oliva virgen extra Arteoliva
Mermelada de frambuesa (opcional)

Elaboración

Derretir al baño maría el chocolate negro (Dejad un poco sin añadir, para derretirlo cuando ya esté apartado del fuego, así conseguimos atemperar el chocolate)
Rellenar el molde para que se cubra todo de choco negro y a continuación volcar para que queden recubiertas solo las paredes.
Enfriar en la nevera (hasta que notéis que está duro).
Mientras, derretimos el chocolate blanco con el aceite, poco a poco para evitar que el chocolate se queme (yo lo hago a intervalos de medio minuto, remuevo y si no está lo vuelvo a hacer)
Rellenar el molde con el chocolate blanco, sin llegar al final. (En el centro podéis poner la mermelada de frambuesa o un trocito de fruto rojo)
Volver a introducir en la nevera hasta que el chocolate endurezca.
Rellenar el resto del molde con el chocolate negro y volver a enfriar
Desmoldar y....a disfrutar!!!!
Bombones de chocolate y aceite de oliva virgen extra
Bombones de chocolate y aceite de oliva virgen extra
Sólo me queda dar las gracias a Honorio González y Felipe Silvela por el trato que nos dispensaron, felicitar al restaurante Casa Manolo de Fuente Plamera por la elaboración del menú Arteoliva y decirle a mis compis Chary Serrano, Lola Ariza, Ana Pineda, Andrés Orgaz, Rafael Rodríguez Arranz y Raúl Márquez, que espero poder compartir con ellos muchas experiencias gastronómicas.
Hasta el próximo sueño!!!

15 de abril de 2015

Cómo hacer buttermilk casero

Ayer decidí hacer una nueva receta de pan, en este caso una que llevaba en sus ingredientes buttermilk.
La verdad es que nunca he comprado el que venden en algunos supermercados, siempre he optado por hacerlo yo, no se si por la comodidad o por considerarlo más natural. Pero que conste que tengo la intención de comprarlo para comparar.
¿Pero qué es es el buttermilk? En realidad es el resultante de batir la nata hasta que se corta, quedando por un lado la mantequilla y por otro el suero. Ni se os ocurra tirarlo como hacía mi comadre!!! Eso es buttermilk.
Pero la forma más fácil y rápida de hacerlo es con leche y limón o vinagre. Los preparados que venden en los supermercados están hechos con leche a la que añaden agentes acidulantes y se deja fermentar.
En el norte de Europa es una bebida muy apreciada y en nuestro país lo incorporamos a la repostería, ya que aporta una jugosidad extra a los bizcochos y otras elaboraciones. Yo la uso mucho, por ejemplo en la receta del Bundt de arándanos rojos y chocolate blanco  
Como os comentaba anteriormente, hay varias formas de prepararlo y aunque en alguna ocasión lo he hecho partiendo de nata, aprovechando también la mantequilla, os dejo la versión que normalmente uso.

Ingredientes

240 ml de leche entera
15 ml de zumo de limón natural

Elaboración

Exprimir zumo de limón y añadirlo a la leche
Dejar reposar mínimo 5 minutos (normalmente lo dejo 10 minutos)

Ya está listo para usar.
Como podréis observar, el aspecto es el de la leche cortada.

19 de marzo de 2015

Mug cake de Nutella superfácil

Hoy os traigo un postre para hacer en un par de minutos, con ingredientes que todos tenemos en casa y que os quitará el gusanillo de comer algo dulce.
El mug cake está de moda, pero no lo hemos hecho por eso, sino por la comodidad de tener listo un pequeño bizcocho en el microondas, en un momento y con ingredientes que tienes a mano normalmente.
Un postre ideal para el día del padre, se prepara enseguida, le das una dulce sorpresa y así tendrás tiempo para disfrutar con la familia!
Este mug cake de Nutella se ha convertido en un postre estrella en casa, ya que los niños lo pueden hacer sin problema cuando les apetece, sin necesidad de que yo se lo prepare. Además María que no es chocolatera ni dulcera, lo adora!!!
Con una cucharadita de helado y un poco de canela está para no parar!!!!
Eso sí...os advierto que es adictivo y los botes de Nutella vuelan...jajaja
La receta original es de Angie Mcgowan, aunque yo la he tuneado un poco y por supuesto el aceite que he usado es un magnífico AOVE, nada de usar otro tipo de aceite, la calidad es la calidad!

Ingredientes 

1 huevo
4 Tbs de harina
1 Tbs de azúcar
1 Tbs de cacao sin azúcar
2 Tbs de Nutella
3 Tbs de leche
2 Tbs de AOVE
1/4 tsp de levadura química (tipo royal)

Elaboración

Echar en una taza apta para microondas el huevo, aceite, Nutella y la leche. Mezclar muy bien hasta que se integren los ingredientes.
Añadir la harina y el cacao tamizados y mezclar de nuevo.
Poner en el microondas a máxima potencia alrededor de un minuto y medio (yo lo puse más o menos un minuto, dependerá de la potencia de vuestro microondas)
Colocar encima una bola de helado y espolvorear canela (este paso es opcional)

Os aseguro que no podréis para hasta que no quede nada y procurad hacer más de uno porque no querréis compartir!! jajaja
Ahora sólo queda que me contéis vuestra experiencia con este peligroso postre.
¡Hasta el próximo sueño!

23 de febrero de 2015

Pasta fresca casera

Aparte de mi afición por la gastronomía y las redes sociales, me gusta seguir aprendiendo. Hay que mantener activa la neurona (la única que me queda...) y entre otras cosas sigo estudiando inglés.
Cada dos semanas, los viernes por la noche, nos reunimos en el bar de Miguel un grupito muy "salao" y con la excusa de hablar inglés, acabamos inventando todo tipo de actividades...en una de estas reuniones, le propusimos a Saverio que nos enseñara a hacer alguna receta típica de su querida Italia. 
Dicho y hecho, nos fuimos a la pizzería "De pizza madre", regentada por unos encantadores italianos, para aprender a preparar unas "Orecchiette alle cima di rapa", receta típica de su región y que está realmente rica. Italia y Córdoba unidas a través de la gastronomía. La combinación del brócoli con las anchoas, el aceite picante y la pasta es realmente deliciosa.
Queda pendiente que nos enseñe a hacer el auténtico tiramisú...Ese será el próximo taller.
No os podéis imaginar lo que nos reímos intentando hacer la forma de las orecchiette...fue un auténtico desastre, aunque las de Rocío y las de Aurora fueron las mejores!!! Eso sí, Gema y yo seguiremos intentándolo!!! Menos mal que Saverio ya las llevaba hechas...muy previsor...jajaja
Mientras nosotras nos peleábamos con la masa, el dueño nos demostraba cómo dar forma a la masa de la pizza...¿quién se atreve????
video
El resultado de este buen rato en el que cambiamos el inglés por el italiano, fue este...
Tras este intento, me picó el gusanillo de hacer pasta fresca, pero me decidí por algo menos complejo...
Os dejo con la receta que es súperfácil!

5 de febrero de 2015

Pan con muesli (en panificadora)

Es cierto lo que dice todo el mundo, cuando pruebas el pan casero notas la gran diferencia con el comprado...
No se si os pasará como a mí, pero adoro el olor del pan recién hecho. Cuando lo noto, inspiro con fuerza y cierro los ojos para concentrarme aún más en este aroma. Me trae muy buenos recuerdos.
Llevaba mucho tiempo con ganas de comprar una panificadora, unos meses después os puedo decir que es uno de los "cachivaches" de cocina que más uso. Hay días que la pongo a trabajar hasta dos veces!!
Hay muchísimas recetas que se pueden hacer, incluso venden en algunos supermercados preparados a los que sólo tienes que añadir el agua. Las posibilidades como veis son infinitas, dependen de vuestra imaginación y los gustos de vuestra familia. En casa vamos probando distintas recetas y nunca nos ponemos de acuerdo...
La receta de hoy es una de las más fáciles de hacer, aparte del pan básico claro....

27 de enero de 2015

Presentación en Córdoba del vino Contino

El pasado día 21 se presentó en nuestra ciudad uno de los primero "chateaux" riojanos.
Con este motivo, la Compañía Vinícola del Norte de España (Cune) y Comercial Sapisa (distribuidor de estos vinos), organizaron una serie de catas y maridajes.
Por la mañana, sumilleres, grandes chefs, empresarios hosteleros, expertos en el mundo de la enología y amantes de la gastronomía y de los buenos vinos en general, disfrutamos en el Real Círculo de la Amistad de esta presentación.
Jesús de Madrazo, enólogo de Cune, nos mostró la localización geográfica de las bodegas y su evolución a lo largo de los años. Un lugar que esperamos poder visitar y así poder comprobar en vivo las sensaciones que nos transmitió Jesús al hablar de las bodegas y sus viñedos.
Un lugar estratégico para la elaboración de estos vinos que combinaron a la perfección con los productos ibéricos de Covap que se degustaron a continuación.
D. Rafael Sandoval, gerente de Comercial Sapisa

 

Continuando con los eventos, por la noche se celebró en el restaurante-gastrobar El Envero una cena maridaje, donde continuaron presentes los vinos de Cune, ibéricos de Covap y se incorporaron vinos de Alvear.






En estas fotos, cedidas por El Envero, podemos ver a la chef Zahira Ortega, ultimando los detalles de algunos de los exquisitos platos que degustamos.