22 de marzo de 2017

Alfajores de maizena

Hoy toca una receta deliciosa de Latinoamérica que os sorprenderá.
Los alfajores de maizena rellenos de dulce de leche son unos de los dulces típicos de Argentina que no suelen faltar en los cumpleaños, aunque he de decir que en una ocasión, una señora uruguaya me dijo que en realidad eran originarios de su país.
Sin embargo, si investigamos un poco por internet, podréis ver que se dice que la receta original era de Al-Ándalus y fue llevada al Nuevo Continente en la época colonial. 
Sea cual sea su origen , lo que está claro es que están realmente deliciosos y aunque hay diferentes formas de prepararlos y con distintos rellenos, hoy compartiré la receta de una gran maestra de la repostería como es mi admirada Mariana Cucci, una magnífica profesional  con la que he tenido el placer de realizar varios cursos.
Estos alfajores no tienen nada que ver con los que estamos acostumbrados a comer en Navidad, aunque he de decir que están tan ricos los unos como los otros. La receta de hoy está formada por dos "galletitas" rellenas de dulce de leche y rebozadas en el lateral con coco.
Vamos con la receta???

Alfajores de maizena

Ingredientes

300 grs. de mantequilla
200 grs. de azúcar
3 huevos + 4 yemas
Aroma de limón, de naranja y de vainilla
250 grs. de harina de fuerza
500 grs. de maizena
40 grs. de levadura química
1 pizca de sal
Dulce de leche
Coco rallado o fideos de chocolate

Elaboración

Batir la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar.
Añadir los huevos de 1 en 1 batiendo muy bien.
Incorporar las yemas una a una y batir como en el paso anterior.
Agregar los aromas (la cantidad depende del tipo de aroma elegido, si es concentrado un par de gotas de cada uno, si no lo es una tsp)
Tamizar  la harina, maizena, levadura y sal.
Incorporar esta mezcla a la anterior. Si lo hacéis con robot de cocina que sea lo justo para que todos los ingredientes queden perfectamente integrados, si lo realizáis a mano hacedlo con movimientos envolventes.
Cubrir con papel film y guardar en el frigorífico 1 hora. Si lo podéis dejar hasta el día siguiente mucho mejor.
Extender la masa con un grosor de 1 cm.
Cortar en círculos de unos 4 cm de diámetro.
Hornear 12 minutos a 180º
Dejar enfriar.
Coger dos piezas de tamaño similar y rellenar con dulce de leche.
Rebozar los laterales con coco rallado.


Otra opción sería "rebozarlos" con fideos de chocolate, cuanto más puro mejor, para que realce el contraste con el dulce de leche. Cualquiera de las dos opciones está deliciosa.


Como salen bastantes unidades podéis conservarlos en un tupper que cierre herméticamente. Incluso podéis congelar algunas unidades pero antes de rellenarlos. Os confieso que nunca he sido capaz de congelarlos...se han comido en poco tiempo!!!
Como podéis comprobar es una receta que requiere algo de tiempo,pero realmente merece la pena por su rico sabor.
Espero vuestras sugerencias!!

8 de marzo de 2017

Tartar de aguacate, fresas y mojama

Es tiempo de fresas!! Esa maravilla que nos sirve para tartas, mermeladas, ensaladas, batidos, helados o para tomarla recién lavada.
En casa normalmente la consumimos en ensalada, en batido o como postre. En este caso lo hacemos con nata, con zumo de naranja o incluso con un poco de azúcar y un chorrito de vinagre. Están realmente deliciosas.
Las fresas tiene muchas vitaminas, un alto poder antioxidante y más propiedades.
Por otro lado, el aguacate es otro de esos frutos espectaculares que nos da la naturaleza. Ayuda a regular el colesterol y los niveles de azúcar en sangre,  tiene un alto contenido en omega 3, contiene magnesio, zinc y potasio que son beneficiosos para el sistema muscular y nervioso, ayuda a mantener un ritmo cardíaco adecuado, reducen las inflamaciones articulares y facilita la reparación de los cartílagos...y así podríamos seguir un buen rato.
Se puede consumir de varias formas aunque las más usuales suelen ser como ingrediente base y fundamental del conocido guacamole,  ensaladas variadas o en tostas. En otro post daremos algunas recetas facilísimas con aguacate.
Pero en esta ocasión en lugar de preparar las fresas por un lado y el aguacate por otro, decidí hacer un tartar con ambos ingredientes.

Tartar de aguacate, fresas y mojama de atún

Combina a la perfección con salmón, atún o langostinos, pero como no tenía ninguno de esos ingredientes, opté por una receta de aprovechamiento y le añadí unas tiritas de mojama. En otra ocasión la haré con langostinos o gambones que tengo ganas de preparar crujientes con las cabezas!!

Ingredientes

Aguacate
Fresas
Mojama
Limón
Salsa de soja

Tartar de aguacate y fresas

Elaboración

Pelar el aguacate y partirlo en dados. 
Añadir unas gotas de limón para que no se oxide.
Cortar las fresas en dados.
Aderezar con un chorrito de salsa de soja.
Cortar la mojama en dados pequeños.
En un aro de emplatar colocar una capa de fresas, otra de mojama y una tercera de aguacate. Escurrir bien las fresas para que no suelten la salsa de soja
Terminar decorando con una fresa partida por la mitad y unas tiritas de mojama (o como más os guste)

Tartar de aguacate, fresas y mojama de atún

Las capas las podéis hacer como más os gusten, yo lo hice así porque de esta manera destaca más la fresa y la mojama.  Aunque no es necesario que hagáis las capas, ya que podéis presentarlo como una ensalada.
Me gusta el toque que le da la salsa de soja a las fresas, pero si lo preferís las podéis aderezar con vinagre y sal. En este caso llevaban poco aliño extra para que los sabores contrastaran, pero sobre gustos....
Esta receta forma parte del reto mensual de Facilísimo, donde la gran protagonista de este mes es la fresa. Una protagonista que merece un Oscar, ¿verdad?
Espero que os guste!
¡¡Hasta el próximo sueño!!

22 de febrero de 2017

Crema de calabacín

Que en casa cada uno tiene sus gustos a la hora de comer, es un hecho. 
Suele ocurrir que lo que le gusta a uno de los niños, no le gusta al otro. y lo que le gusta a los niños, no le gusta al padre...Hay pocas cosas en las que coincidan y una de ellas es que no son fans de las sopas y cremas.
Sin embargo a mi me encanta y no renuncio a hacerlas, aunque sea en pequeñas cantidades o para compartirlas.
Así ocurrió con la receta de crema de calabaza con curry y jengibre que publiqué hace poco. Y así ha ocurrido con la de hoy. Al pasar por la frutería, había unos calabacines que me estaban llamado...y no me pude resistir! 
Con ellos he elaborado varios platos, ya que los he preparado en ensalada, rellenos como las berenjenas rellenas y gratinadas y ahora le tocaba el turno a esta crema.
El calabacín es ideal en dietas por su bajo aporte calórico y alto contenido en fibra y agua. Pero además es rica en sales minerales como el potasio, fósforo , magnesio y calcio; y en vitaminas A, C, E y B9. Todo esto hace que sea beneficiosa para el sistema inmunológico, posea propiedades diuréticas y detox, protege la piel y actúa contra la anemia y problemas gastrointestinales.
Si a todo esto le añadimos lo versátil que es a la hora de elaborarlo...qué más se puede pedir??

Crema de calabacín

Ingredientes

1 cebolla mediana
500 grs de calabacín sin pelar
1 patata mediana
500 ml de agua
2 quesitos
Aceite de oliva virgen extra
sal
pimienta

Elaboración (con Thermomix)

Picar la cebolla en el vaso.
Añadir el aceite y la sal y sofreír.
Agregar el agua, la pimienta recién molida, la patata pelada y cortada en trozos y el calabacín cortado pero con piel. Cocinar 20 minutos a 100 grados y velocidad 5.
Incorporar los quesitos y cocinar 5 minutos a 90 grados y velocidad 5.
Comprobar el punto de sal y pimienta, así como la textura. Si la queréis más cremosa, volver a programar 5 minutos más con la misma temperatura y velocidad, si por el contrario preferís que esté más líquida, incorporad agua.

Crema de calabacín

Elaboración sin Thermomix

Sofreír la cebolla con aceite y un poco de sal.
Añadir la patata pelada y lavada cortada en trozos, el calabacín sin pelar y cortados en trozos, la pimienta y el agua. Dejar cocer 20 minutos.
Una vez terminado de cocer, tritutar.
Añadir los quesitos y dejar cocer removiendo sin llegar a hervir hasta que consigamos la textura deseada.
Rectificar la pimienta y la sal.

Podéis acompañarla con unos ricos picatostes o lo que más os guste. Me encanta con chile el polvo o pimentón picante como en la foto. Le va genial!

Hasta el próximo sueño!!

8 de febrero de 2017

Pan de avena y semillas de lino dorado

Hace mucho tiempo que no publicaba una receta de pan y eso que no paro de hacer pruebas.
Los últimos que he preparado han tenido una gran aceptación, así que, vamos con una recetilla fácil de pan casero.
En esta ocasión lleva copos de avena y semillas de lino dorado. Es muy parecida a la receta del pan de muesli con semillas de chía y a la del pan de salvado y AOVE. Está realizada con la panificadora, pero no es estrictamente necesario.
La avena tiene múltiples beneficios para nuestra salud. Se recomienda su consumo diario debido a su alta concentración de proteínas, reduce el colesterol y la hipertensión, es un excelente diurético, combate el cansancio y contiene seis de los ocho aminoácidos esenciales para la salud.
Por otro lado, las semillas de lino dorado se consideran un superalimento y están de moda últimamente, igual que las semillas de chía. Contienen una gran cantidad de fibra y grasas saludables, vitaminas y minerales, contienen polifenoles con alto poder antioxidante...
Podría seguir enumerando todas las propiedades saludables de cada uno de estos ingredientes, pero creo que estaréis deseando ir al grano y conocer la receta, así que vamos allá.

Pan con copos de avena y semillas de lino dorado

 Ingredientes
360 ml de agua templada
30 grs. de aceite de oliva virgen extra (AOVE)
2 cucharaditas de sal
2 cucharaditas de azúcar
2 cucharadas de copos de avena
2 cucharadas de semillas de lino dorado
360 grs. de harina blanca
1 sobre de levadura seca de panadería

Pan con copos de avena y semillas de lino dorado

Elaboración

Introducir en la cubeta de la panificadora el agua, AOVE y sal.
Añadir la harina, azúcar y levadura.
Seleccionar el programa rápido, con peso 1000grs y tostado mínimo.
Cuando comience a girar agregar los copos de avena y las semillas de lino dorado (no es necesario esperar a que la panificadora te avise para añadirlos, aunque puedes hacerlo).
Al terminar de amasar, retirar las palitas amasadoras para que los agujeros queden más pequeños y sea más fácil desmoldar (recordad desenchufar antes).
Colocar bien el pan, añadir unas cuantas semillas de lino por encima para decorar y presionar, hacer unos cortes como más os gusten con un cuchillo de sierra (en este caso lo hice a lo largo, otras veces le hago varios en diagonal)

Desayuno saludable

El resultado es un pan jugoso y que no se rompe al partir. Ideal para los desayunos saludables donde lo podéis acompañar con AOVE, una lonchita de pavo o jamón york y algo de fruta.
Si preferís que esté más tostado, solo tendréis que seleccionar el tueste medio o alto.

Pan con copos de avena y semillas de lino dorado

Espero que os guste!!
Enviadme vuestras fotos por las redes sociales!
Hasta el próximo sueño!!

26 de enero de 2017

Crema de calabaza con curry y jengibre

Cuando llega el frío apetecen platos de cuchara.
Guisos , cremas y sopas suelen ser los reyes de estos días, sobre todo ahora que la ola de frío parece que se ha instalado entre nosotros.
Llevaba tiempo con muchas ganas de hacer crema de calabaza, pero como en casa no son demasiado aficionados a las cremas y menos a esta verdura...no me decidía. Hasta que llegó el día en que me dije...y por qué no la vas a hacer aunque sea solo para ti?
Pues dicho y hecho! Compré una preciosa calabaza y me lancé a convertirla en una deliciosa cremita. 
La calabaza es una hortaliza cuyos valores nutricionales pueden variar en función de la variedad, en términos generales podemos decir que es beneficiosa para personas que padecen retención de líquidos y estreñimiento por su alto contenido en fibra y agua. Contiene antioxidantes, betacarotenos, vitaminas A y C, licopenos, ácido fólico y mucho más. A todo esto le podemos añadir que posee muy pocas calorías, lo que la hace ideal para dietas.

Crema de calabaza

La mayoría de las recetas que veía llevan patata pero quería hacer una crema más light, así que decidí que la haría "a mi manera". Para realizarla usé la Thermomix, aunque como os he indicado en otras ocasiones, no es necesaria.

Calabaza

Ingredientes

1 kg de calabaza (ya limpia)
1 cebolla (180 grs. aproximadamente)
50 grs de aceite de oliva virgen extra
Agua (700-750 ml)
Sal
Curry
Pimienta
Jengibre (opcional)
video

Elaboración

Sofreír la cebolla con el AOVE y un poco de sal.
Añadir la calabaza cortada en trozos y cocinar unos 10 minutos.
Triturar y añadir agua hasta que tenga la consistencia que más os guste.
Incorporar el curry, pimienta y jengibre al gusto.
Dejar cocer unos 20 minutos.
Añadir los quesitos y remover hasta integrar.
Rectificar de sal y condimentos. 
Servir.

Crema de calabaza con curry

Las cantidades son orientativas, ya que podéis poner más cebolla o cambiarlo por puerro. También se le puede añadir zanahoria.
Para decorar acompañadla de unos ricos picatostes. En alguna ocasión he espolvoreado chili en polvo, que le da un pequeño toque picante.
Espero que os guste esta rica y nutritiva receta. Espero vuestras sugerencias!
Hasta el próximo sueño!!


12 de enero de 2017

Yogur casero

Hemos acabado las fiestas y parece que hemos decidido poner punto y final a los excesos.

Con el comienzo del nuevo año sabemos que hay que tener hábitos de vida saludables, es decir, comer más sano y mejor, hacer deporte, dormir bien... 

Hace tiempo que decidí ir modificando mis hábitos, sin llegar a ser una obsesa de lo "healthy".Solo procuro eliminar de nuestra dieta las comidas procesadas, la bollería y dulces industriales y en su lugar incorporar más frutas y verduras, superalimentos e ingredientes lo más ecológico o sanos posibles. 

Hay que tener en cuenta que la dieta mediterránea es una joya y tenemos que saber aprovecharla. El cuerpo es sabio y te pedirá lo que necesite.

En algunas ocasiones he publicado recetas de pan y ahora he decidido hacer mi propio yogur. Es muchísimo más fácil de lo que parece y el sabor realmente merece la pena. 

Para hacerlo he usado la Thermomix, aunque solo por comodidad, ya que no es realmente necesaria ,pero como en otras ocasiones facilita mucho el proceso al no tener que estar pendiente de temperatura ni de tiempo. Y una de las cosas que me animó a hacerlo fue que solo lleva dos ingredientes, sí, sí...habéis leído bien...solo dos...y un tercero sería opcional.

Yogur natural casero

Ingredientes

1 litro de leche fresca entera
1 yogur griego natural azucarado

Yogur natural casero

Elaboración

Vierte la leche en el vaso y programa 3 minutos a 80 grados, con una velocidad 2 1/2
Cuando termine el tiempo, añade el yogur y mezcla durante 30 segundos a la misma velocidad (2 1/2)
Llena los vasitos o tarritos donde los vayas a servir.

  • Opción 1:  Si los haces al horno, debes tenerlo durante 3 horas a 50 grados previamente precalentado. Una vez pasado ese tiempo apaga el horno y déjalos toda la noche (si los haces durante el día déjalos unas 10-12h)
  • Opción 2: Introduce los vasitos en una olla, ciérrala y envuélvela en una manta o toalla. Déjala toda la noche así en un lugar donde no haya corriente (si los haces durante el día igual que en caso anterior, unas 10-12h)
Yogur natural casero
Una vez pasado este tiempo, cerrar los tarros y llevar al frigorífico.

Si no vais a usar Thermomix, solo tendréis que estar pendientes de la temperatura con un termómetro y del tiempo, nada más.

La primera vez los hice de las dos maneras para comprobar si existían diferencias significativas en la textura y he de decir que son prácticamente iguales. Como podréis comprobar en la foto, los pongo en tarritos de distintos tamaños para optimizar el espacio. En el vídeo podéis comprobar las dos texturas...encontráis diferencia??

La segunda vez opté por dejarlos reposar en la olla, sobre todo porque comencé a hacerlos tarde y no me apetecía estar pendiente de las 3 horas del horno hasta las "taitantas" de la noche...

La tercera vez me decanté por la opción del horno por comodidad, más que nada por no escuchar a los niños decirme que estaba como un cencerro por tener la olla envuelta con una manta.Y ahora lo hago según me pille el cuerpo.

He de decir que si lo queréis más dulce tendréis que añadirle algo de azúcar, aunque como en casa al único que le gusta más dulce es a mi hijo, se la añade él al suyo.

Tengo que intentar hacerlo con leche "normal y corriente", pero aún no lo he hecho, así que ya os informaré.

He probado a hacerlo con yogur de sabores, pero lógicamente no aporta demasiado sabor, con lo cual habría que añadirle sabor artificial.Eso ya queda a vuestra elección, pero yo lo prefiero así, tal cual. Y en alguno añadirle algo más especial, como unos frutos rojos, unas perlas de sabores, muesli, canela, cereales, incluso un poco de chía.


Espero que me contéis cuál de las dos versiones os gusta más. Los preferís más o menos dulce??
Hasta el próximo sueño!!!