22 de febrero de 2017

Crema de calabacín

Que en casa cada uno tiene sus gustos a la hora de comer, es un hecho. 
Suele ocurrir que lo que le gusta a uno de los niños, no le gusta al otro. y lo que le gusta a los niños, no le gusta al padre...Hay pocas cosas en las que coincidan y una de ellas es que no son fans de las sopas y cremas.
Sin embargo a mi me encanta y no renuncio a hacerlas, aunque sea en pequeñas cantidades o para compartirlas.
Así ocurrió con la receta de crema de calabaza con curry y jengibre que publiqué hace poco. Y así ha ocurrido con la de hoy. Al pasar por la frutería, había unos calabacines que me estaban llamado...y no me pude resistir! 
Con ellos he elaborado varios platos, ya que los he preparado en ensalada, rellenos como las berenjenas rellenas y gratinadas y ahora le tocaba el turno a esta crema.
El calabacín es ideal en dietas por su bajo aporte calórico y alto contenido en fibra y agua. Pero además es rica en sales minerales como el potasio, fósforo , magnesio y calcio; y en vitaminas A, C, E y B9. Todo esto hace que sea beneficiosa para el sistema inmunológico, posea propiedades diuréticas y detox, protege la piel y actúa contra la anemia y problemas gastrointestinales.
Si a todo esto le añadimos lo versátil que es a la hora de elaborarlo...qué más se puede pedir??

Crema de calabacín

Ingredientes

1 cebolla mediana
500 grs de calabacín sin pelar
1 patata mediana
500 ml de agua
2 quesitos
Aceite de oliva virgen extra
sal
pimienta

Elaboración (con Thermomix)

Picar la cebolla en el vaso.
Añadir el aceite y la sal y sofreír.
Agregar el agua, la pimienta recién molida, la patata pelada y cortada en trozos y el calabacín cortado pero con piel. Cocinar 20 minutos a 100 grados y velocidad 5.
Incorporar los quesitos y cocinar 5 minutos a 90 grados y velocidad 5.
Comprobar el punto de sal y pimienta, así como la textura. Si la queréis más cremosa, volver a programar 5 minutos más con la misma temperatura y velocidad, si por el contrario preferís que esté más líquida, incorporad agua.

Crema de calabacín

Elaboración sin Thermomix

Sofreír la cebolla con aceite y un poco de sal.
Añadir la patata pelada y lavada cortada en trozos, el calabacín sin pelar y cortados en trozos, la pimienta y el agua. Dejar cocer 20 minutos.
Una vez terminado de cocer, tritutar.
Añadir los quesitos y dejar cocer removiendo sin llegar a hervir hasta que consigamos la textura deseada.
Rectificar la pimienta y la sal.

Podéis acompañarla con unos ricos picatostes o lo que más os guste. Me encanta con chile el polvo o pimentón picante como en la foto. Le va genial!

Hasta el próximo sueño!!

8 de febrero de 2017

Pan de avena y semillas de lino dorado

Hace mucho tiempo que no publicaba una receta de pan y eso que no paro de hacer pruebas.
Los últimos que he preparado han tenido una gran aceptación, así que, vamos con una recetilla fácil de pan casero.
En esta ocasión lleva copos de avena y semillas de lino dorado. Es muy parecida a la receta del pan de muesli con semillas de chía y a la del pan de salvado y AOVE. Está realizada con la panificadora, pero no es estrictamente necesario.
La avena tiene múltiples beneficios para nuestra salud. Se recomienda su consumo diario debido a su alta concentración de proteínas, reduce el colesterol y la hipertensión, es un excelente diurético, combate el cansancio y contiene seis de los ocho aminoácidos esenciales para la salud.
Por otro lado, las semillas de lino dorado se consideran un superalimento y están de moda últimamente, igual que las semillas de chía. Contienen una gran cantidad de fibra y grasas saludables, vitaminas y minerales, contienen polifenoles con alto poder antioxidante...
Podría seguir enumerando todas las propiedades saludables de cada uno de estos ingredientes, pero creo que estaréis deseando ir al grano y conocer la receta, así que vamos allá.

Pan con copos de avena y semillas de lino dorado

 Ingredientes
360 ml de agua templada
30 grs. de aceite de oliva virgen extra (AOVE)
2 cucharaditas de sal
2 cucharaditas de azúcar
2 cucharadas de copos de avena
2 cucharadas de semillas de lino dorado
360 grs. de harina blanca
1 sobre de levadura seca de panadería

Pan con copos de avena y semillas de lino dorado

Elaboración

Introducir en la cubeta de la panificadora el agua, AOVE y sal.
Añadir la harina, azúcar y levadura.
Seleccionar el programa rápido, con peso 1000grs y tostado mínimo.
Cuando comience a girar agregar los copos de avena y las semillas de lino dorado (no es necesario esperar a que la panificadora te avise para añadirlos, aunque puedes hacerlo).
Al terminar de amasar, retirar las palitas amasadoras para que los agujeros queden más pequeños y sea más fácil desmoldar (recordad desenchufar antes).
Colocar bien el pan, añadir unas cuantas semillas de lino por encima para decorar y presionar, hacer unos cortes como más os gusten con un cuchillo de sierra (en este caso lo hice a lo largo, otras veces le hago varios en diagonal)

Desayuno saludable

El resultado es un pan jugoso y que no se rompe al partir. Ideal para los desayunos saludables donde lo podéis acompañar con AOVE, una lonchita de pavo o jamón york y algo de fruta.
Si preferís que esté más tostado, solo tendréis que seleccionar el tueste medio o alto.

Pan con copos de avena y semillas de lino dorado

Espero que os guste!!
Enviadme vuestras fotos por las redes sociales!
Hasta el próximo sueño!!